El clero diocesano realizó su semana de formación permanente

El lema del encuentro fue "El sacerdote como ministro y servidor de la escucha". Participó el obispo Pedro Torres. También hubo una jornada de formación del cuerpo diaconal.
Coompartir:

Los sacerdotes de la diócesis de Rafaela realizaron su semana anual de formación permanente del 6 al 10 de mayo, en la casa de retiros «Las Mercedes», de la localidad de Manucho (departamento Las Colonias), junto al obispo diocesano Pedro Torres.

El tema se enmarcó en el contexto de la escucha, propuesto por el Sínodo, y el lema fue «El sacerdote como ministro y servidor de la escucha», según publicó AICA.

Se llevaron adelante diferentes momentos de formación acompañados por distintos expositores. Así, el presbítero Pablo Savoia (diócesis de San Martín) expuso el tema «Comunicar como pastores» y se generó además un espacio para tratar sobre la «evangelización digital».

También se realizó una exposición, con conexión virtual desde Roma, a cargo del presbítero Amedeo Cencini, quien disertó sobre «Evangelizar la sensibilidad presbiteral. El cura como ladrón perdonado».

Los otros espacios fueron abordados por los miembros del Equipo Diocesano de Formación Permanente que, junto al obispo diocesano, retomaron aspectos de la exhortación postsinodal Amoris laetitia y de los nuevos desafíos pastorales.

La semana culminó con la elección del nuevo Consejo Presbiteral.

Formación del cuerpo diaconal

Por otro lado, el domingo 12 de mayo, en la abadía Nuestra Señor de la Esperanza, se realizó la jornada de formación permanente del cuerpo diaconal de la diócesis de Rafaela.

La imagen que acompañó la jornada fue la del lavatorio de los pies, vinculada al tema de reflexión: la relación entre los diáconos y los pobres.

Acompañó la jornada el párroco de Suardi Mauro Canalis, desde su carisma y con una total entrega y disponibilidad.

Quizas le interese  Serán santos Carlos Acutis y el fundador de los Misioneros de la Consolata

El encuentro se desarrolló en un clima fraterno y compartiendo testimonios personales y comunitarios. En algunos momentos de la jornada, estuvieron presentes el obispo Torres y el presbítero Miguel Collino, responsable de la formación constante de los diáconos permanentes.

El gesto final del encuentro fue el lavatorio de los pies del cuerpo diaconal, cerrando la jornada con la celebración de la eucaristía.

Noticias Antiguas
Páginas
Scroll al inicio